jueves, 13 de noviembre de 2008

permite crear duplicados de llaves a partir de una fotografía.

  • Una nueva aplicación informática desarrollada en EE UU permite crear duplicados de llaves a partir de una fotografía.
  • Las imágenes pueden procesarse desde cualquier ángulo.
  • Los expertos dicen que cualquier podría usarlo con fines delictivos, por lo que recomiendan proteger las imágenes de las llaves.
Científicos de la Universidad de San Diego han elaborado un programa informático que permite realizar un duplicado a través de una simple fotografía de la llave, aunque la imagen se haya obtenido a gran distancia o con un teléfono móvil.

Sneakey que permite mostrar a la gente que sus llaves no son un secreto"

"Hemos construído un sistema de duplicado de llaves llamado Sneakey que permite mostrar a la gente que sus llaves no son un secreto", explica Stefan Savage, profesor de Ciencias Informáticas de la Escuela de Ingenería Jacobs. "Quizá en algún momento esto no fuera más que una suposición, pero los avances en imagen digital y óptica han hecho que sea fácil duplicar las llaves a una distancia considerable y sin que su dueño se percate", añade.

En una demostración de este nuevo software, el equipo tómo imágenes de las llaves de casa de los científicos con el teléfono móvil, trasladaron las imágenes al sistema y obtuvieron la información necesaria para crear copias idénticas. En otra demostración, utilizaron un teleobjetivo de cinco pulgadas para capturar imágenes desde el techo de un edificio y duplicar las llaves de aquellos que estaban en una mesa a más de 60 metros de altura.

La protección frente a estos sistemas puede estar en sistemas de bloqueo electromagnéticos
Los científicos advierten que, con esta nueva posibilidad, la gente debería proteger más sus llaves. "Si observamos las fotos de Flickr, encontraremos muchas imágenes de personas que muestran sus llaves, lo que podría ser utilizado para hacer copias fácilmente. Si la gente acostumbra a ocultar sus números de tarjeta de crédito, debería tomar las mismas precauciones con sus llaves", advierte Savage. Por ello sugiere mantener la llave en el bolsillo a no ser que se vaya a utilizar.

Pero ante esta amenaza, Savage asegura que las compañías está desarrollando y comercializando de forma activa muchos sistemas de bloqueo de llaves codificados electromagnéticamente. "Muchas llaves de coche, por ejemplo, utilizan este sistema para evitar la duplicación de la llave", explica el profesor.

¿Cómo funciona?

Las llaves utilizadas en la mayoría de las cerraduras de los hogares residenciales de Estados Unidos tienen 5 ó 6 cortes espaciados por intervalos regulares. Los científicos crearon un programa en MatLab que permite procesar las fotos de las llaves casi desde cualquier ángulo y medir la profundidad de cada corte. Lo único que necesita conocer este software para realizar un duplicado es la profundidad de cada corte y la información básica sobre la marca y el tipo de llave.

Sólo tienes que hacer clic en la foto y decirle donde está la parte superior de la llave"

El principal reto para este sistema de software es ajustarse para una amplia gama de diferentes ángulos y para todas las distancias entre la cámara y la llave. Para ello, los investigadores se basaron en la orientación en tres dimensiones, haciendo coincidir los puntos de control de la imagen con puntos de refenrencia.

"El programa es simple. Sólo tienes que hacer clic en la foto y decirle donde está la parte superior de la llave y algunos otros puntos de control. Desde entonces se puede determinar con precisión la altura de cada uno de los cortes", explica Benjamin Laxton, miembro de la Universidad