viernes, 14 de noviembre de 2008

Investigadores catalanes crean un caminador inteligente para ayudar a personas mayores o en rehabilitación

Investigadores catalanes crean un caminador inteligente para ayudar a personas mayores o en rehabilitación

El aparato tiene capacidad para comunicarse con el usuario, pensar por sí mismo y reaccionar según el entorno

Investigadores catalanes crean un caminador inteligente para ayudar a personas mayores o en rehabilitación

Un equipo de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) ha diseñado un caminador inteligente (i-Walker) que supone un paso más allá respecto a los dispositivos de este tipo convencionales, puesto que tiene capacidad para comunicarse con el usuario, pensar por sí mismo y reaccionar según el entorno.

El aparato, desarrollado por investigadores bajo la dirección de Ulises Cortés y Antonio B. Martínez, entiende un conjunto de demandas orales y se puede activar con las instrucciones verbales simples del usuario. Para ello incorpora elementos de autonomía de movimiento y un agente de software inteligente personalizado.

La herramienta, que se basa en tecnología de sistemas multiagente inteligentes (agentes personales o sistemas de software que observan e interactúan con su entorno de forma autónoma, proactiva y racional con capacidades de aprendizaje y comunicación), se adapta a las necesidades de asistencia específicas del usuario y permite complementar su autonomía para ayudarle a tomar decisiones cuando no es capaz de adoptarlas por sí mismo debido a impedimentos físicos, de movilidad o cognitivos propios del envejecimiento o la enfermedad, informó la UPC.

Asimismo, el caminador i-Walker también puede ser una herramienta de rehabilitación médica, ayudando en la recuperación y fortalecimiento de las capacidades motoras, dado que permite graduar la ayuda que se proporciona a cada usuario, bajo supervisión médica. Parámetros como la fuerza que realiza el usuario al andar, la distancia recorrida o las calorías que quema durante el desplazamiento son recogidos y medidos por el dispositivo. Mediante un acelerómetro, el sistema detecta posibles caídas, corrige el itinerario o el ángulo de giro, y tiene control de frenada.
"Share-it"

Este ingenio se enmarca en el proyecto europeo "Share-it", que lidera el profesor Cortés. En el proyecto participan universidades, institutos de investigación, centros sanitarios y empresas de España, Italia, Alemania y Rumania. El principal objetivo de "Share-it" es contribuir al desarrollo de una nueva generación de sistemas inteligentes y semiautónomos de tecnología asistencial que puedan ser integrados en los hogares y otros espacios, como hospitales o instituciones geriátricas.

Además de i-Walker, dentro de esta iniciativa se están desarrollando otros dos dispositivos asistenciales: una silla de ruedas semiautónoma, capaz de funcionar tanto en el interior de edificios como en el exterior, y una innovadora plataforma semiautomática basada en un nuevo tipo de ruedas esféricas, diseñadas para poder moverse en espacios estrechos.