jueves, 27 de noviembre de 2008

En los espermatozoides, el tamaño no importa


En los espermatozoides, el tamaño no importa
Así lo indica una nueva investigación, publicada en la revista BMC Evolutionary Biology, que muestra que en el mundo microscópico contraintuitivo en el que se mueven los espermatozoides, el diseño aerodinámico y los grandes tamaños no siempre son sinónimo de rapidez.

Los investigadores, encabezados por Stuart Humphries, de la Universidad de Sheffield, han estudiado el vínculo entre la forma de los espermatozoides y la velocidad a la que se mueven. Y han concluído que la longitud de cabeza y cola o su conjunto no aportan ventaja alguna a los espermatozoides en su carrera hasta el óvulo. De hecho, según Humphries no se puede atribuir la evolución de espermatozoides más largos a ninguna ventaja competitiva. A escala microscópica, aunque una cola más larga permite al espermatozoide generar más impulso, la resistencia creada por la cabeza del espermatozoide a menudo es suficiente para contrarrestar cualquier incremento de velocidad. "En realidad, el objetivo de la evolución se encuentra en las longitudes relativas de las partes del espermatozoide frente a su longitud total", señala el investigador.

"Independientemente de si se tiene en cuenta la longitud de la cola, la de la cabeza o la total, cualquier intento de asociar una medida única de longitud a la velocidad es probablemente inútil", añade Humphries. En lugar de eso, hay que tener en cuenta el equilibrio entre la resistencia de la cabeza y el impulso de la cola de los espermatozoides. Con las conclusiones de este trabajo podrían mejorar los tratamientos en materia de esterilidad masculina, asi como de fecundación in vitro.