sábado, 15 de noviembre de 2008

Los robots deberán aprender de sus errores y pensaran


Los robots deberán aprender de sus errores
Los robots humanoides sirven el té y lavan las tazas, pero los científicos van por más y quieren que enseñarles a enfrentar los imprevistos. "Van a tener que memorizar las situaciones vividas", aseguran.Los nuevos robots humanoides japoneses saben servir el té a los seres humanos y lavar las tazas, pero según los científicos nipones, ahora lo más difícil será enseñarles a sacar conclusiones de sus tonterías para que no vuelvan a romper la vajilla.

Una unidad de investigación de la universidad de Tokio acaba de presentar una nueva versión de robot de asistencia a domicilio, el HRP-2W, capaz de adaptarse a los gestos de su dueño para crearle el entorno más satisfactorio, pero no de mejorar su propio comportamiento.

En el transcurso de una experiencia delante de periodistas, el profesor Tomomasa Sato pidió de forma improvisada a un HRP-2W muy obediente que le sirviera un té en el sofá.

Sato quería demostrar que los robots son capaces de entender por sí mismos los gestos y las palabras de los seres humanos y adaptar su comportamiento.

"En esta demostración no tiene guión predefinido de movimientos", aseguró mientras paladeaba su té.

La próxima etapa consistirá en enseñar a los robots a enfrentar los imprevistos, como romper una taza, reconoció el director del equipo de investigación sobre las técnicas humanoides, Masayuki Inaba.

" Van a tener que memorizar las informaciones suministradas por las diferentes situaciones vividas, para anticipar y aprender a discernir, relacionando efectos y causas", agregó.

Numerosos equipos de investigación trabajan en Japón en el desarrollo de robots de asistencia doméstica por estimar que la mano de obra humana puede faltar para responder a las necesidades crecientes de ayuda a los ancianos y niños.