sábado, 15 de noviembre de 2008

Un mercado de 13.000 millones de dólares, sólo en los EE.UU. Industria del porno batalla por nuevas tecnologías


Un mercado de 13.000 millones de dólares, sólo en los EE.UU.

Industria del porno batalla por nuevas tecnologías

Igual que en los `80, la producción cinematográfica porno entrará en el juego por la competencia de formatos de video. El año pasado se estrenaron más de 10.000 películas triple X.

El inminente ingreso de la industria de los videos pornográficos a la era de la alta definición podría contribuir a decidir el ganador en la guerra de formatos que busca imponer al sucesor del DVD, indican expertos de este dinámico sector económico.

"Cuando comenzamos a usar la alta definición, la gente decía 'íWow! se puede ver todo", dijo Steve Hirsch, presidente de Vivid Entertainment, líder del mercado de videos X, explicando que eso planteó algunos problemas, dado que las imperfecciones físicas de los actores se volvían de pronto muy evidentes.

"Pero hemos superado ese problema", añadió Hirsch, asegurando que esta tecnología permite diferenciar las películas "bien filmadas, con la iluminación y maquillaje correctos, y recursos" de las improvisadas y sin presupuesto. Vivid, con una facturación en Estados Unidos de 100 millones de dólares, filma desde hace dos años en alta definición. Pero recién el mes próximo sacará la primera película porno en Blu-Ray y HD-DVD, los dos formatos competidores de Sony y Toshiba.

Los expertos del sector observan con atención el ingreso al mercado de la alta definición de las películas pornográficas, porque podrían dar indicios sobre qué empresa vencerá la batalla. A comienzos de la década de 1980, el formato VHS primó sobre su competidor Betamax tras aceptar las películas porno.

No obstante, Vivid no ha tomado partido: la primera película en un soporte de alta definición "Debbie Does Dallas... Again" estará disponible en los dos formatos. "Nosotros producimos el contenido para todos los formatos y es así como trabajaremos", aseguró Hirsch a la AFP.

Otros expertos afirman que la comparación de la guerra entre Betamax y VHS hace 25 años y la situación actual no es pertinente. El portavoz de la industria del disco Blu-Ray, Andy Parsons, asegura que la industria pornográfica no tiene necesariamente el peso que se le atribuye.

"Es el contenido convencional el que dirige el mercado y lo que viene de los estudios" de cine, dijo Parsons a la publicación especializada Variety. Además, estimó Hirsch, las ventas de DVD están bajando debido a internet. Según el periódico de la industria pornográfica, AVN, internet contribuyó en 2006 con 22% del volumen de negocios del sector, y las ventas de DVD 28%.

El mercado pornográfico en Estados Unidos representa unos 13.000 millones de dólares. Para Vivid, la porción de los DVD en la facturación pasó de 80% hace 10 años a menos de 30%. "En cinco años, será menos de 5%", predijo Hirsch. "La televisión, los DVD e internet convergerán de aquí a cinco años.

La televisión será la nueva computadora", asegura el magnate del sector. Y a medida que aumente el acceso a los contenidos "para adultos", Hirsch cree que la industria atravesará otra revolución, con compañías de bajo presupuesto luchando por mantener una posición en un mercado altamente competitivo.

"El año pasado se estrenaron 13.000 películas pornográficas. Cuando se llegue a un mercado de descarga por pedido, los nuevos filmes estarán compitiendo con decenas de miles de otros títulos", reflexionó. "La cuestión será saber cómo diferenciarse. Quienes tengan la respuesta serán los que sobrevivirán", estimó Hirsch.