miércoles, 22 de abril de 2009

Venden celulares con descargas eléctricas por la inseguridad También se ofrecen maletines con el mismo sistema. El dispositivo deja al agresor sin rea


Venden celulares con descargas eléctricas por la inseguridad
También se ofrecen maletines con el mismo sistema. El dispositivo deja al agresor sin reacción durante 30 segundos. Cuestan entre $90 y 500 pesos

Celulares y maletines con descargas eléctricas son la última novedad que salió a la venta para evitar los robos callejeros, una de las modalidades delictivas que más ha crecido en los últimos tiempos.

Estos novedosos productos rápidamente se convirtieron en un éxito de venta y según el especialista en seguridad callejera Néstor Fortunato "este sistema es ideal para adultos mayores, que tienen pocas posibilidades de oponer resistencia física ante un delito, o mujeres que son atacadas con violencia".

"Se trata de un shock eléctrico que no provoca daños físicos, pero tiene un efecto contundente, inmediato, porque deja al agresor fuera de combate, sin posibilidad de reaccionar durante unos 30 segundos, tiempo indispensable para reducirlo o solicitar el apoyo de las fuerzas de seguridad", señaló un periódico porteño.

Los maletines antirobo pueden conseguirse sin mayores restricciones en diversas páginas de internet y negocios especializados por $90, en su versión más económica, en tanto, los teléfonos son más difíciles de adquirir y tiene un costo aproximado de 500 pesos.

"Con una llave se activa el sistema, que son pulsos de alto voltaje en la manija y toda la periferia del maletín. El portador oprime un botón del control remoto y se produce una descarga", explicó Hugo Curiel, de Amerex Seguridad, empresa uruguaya que comercializa el producto. Al activarse la alarma, se produce una potente descarga de 50 mil volts y de esta manera "en un asalto o un arrebato, el portador evita ser quien deba exponer su integridad física", sostuvo el empresario.

"Cualquier persona que tome contacto con este potencial, no resultará con ningún tipo de daño físico permanente. Al oprimir nuevamente el botón del control remoto se apaga el sistema", aclaró Curiel.