sábado, 7 de marzo de 2009

Los móviles pueden propagar microbios en los hospitales

PARÍS - Teléfonos móviles pertenecientes al personal del hospital estaban infectados con bacterias, incluida la resistente MRSA, convirtiéndolos en potenciales focos de infecciones hospitalarias, según un estudio publicado este viernes.


Investigadores de la Universidad Ondokuz Mayis de Turquía, dirigidos por Fatma Ulger, comprobó los teléfonos de 200 médicos y enfermeras que trabajan en los quirófanos y unidades de cuidados intensivos de un hospital.

El 95% de los teléfonos móviles estaban contaminados con al menos un tipo de bacteria, potencialmente capaces de causar desde leves irritaciones de la piel a enfermedades mortales.

El 35% estaba infectado por dos bacterias y el 11% por tres o más especies, según el estudio.

Mucho más preocupante es que en ocho de los aparatos se encontró el Staphylococcus Aureus Resistente a la Meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés), una virulenta cepa que se ha convertido en una importante amenaza para la salud en todos los hospitales del mundo.

Sólo el 10% del personal sanitario limpió con regularidad los teléfonos, si bien la mayoría siguió las directrices referentes a la higiene de las manos, según el estudio.

"Estos teléfonos móviles podrían actuar como un foco de infecciones que pueden, paciente a paciente, transmitir una bacteria por un hospital", advirtieron los autores.

Muchas de estas bacterias resistentes a los medicamentos son generalmente inofensivas para las personas sanas, pero pueden llegar a ser mortales para los pacientes hospitalizados como consecuencia de su debilitamiento.

Los investigadores reconocieron que se necesitan más estudios para confirmar sus resultados, ya que el actual estudio se realizó con una muestra relativamente pequeña, pero recomendó tomar medidas para reducir el riesgo de contaminación, especialmente la limpieza frecuente de los teléfonos con desinfectantes a base de alcohol o el uso de materiales antibacterianos.

Los investigadores acordaron que decretar la prohibición del uso de los teléfonos en los hospitales no se puede llevar a la práctica, porque se utilizan a menudo en casos de emergencia.

El estudio fue publicado por la publicación BioMed Central's Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials.

En Estados Unidos, el MRSA es la causa de más del 60% de todas las infecciones hospitalarias y en 2005 infectó a 94.000 personas, matando a 19.000 de ellas en todo el país.