martes, 19 de mayo de 2009

Teléfono inteligente software Magitti se ha creado un teléfono capaz de dar consejos.


Teléfono inteligente software Magitti se ha creado un teléfono capaz de dar consejos.
Hace ya tiempo que el teléfono móvil dejó de ser un simple dispositivo de comunicación bilateral para convertirse prácticamente un mini ordenador personal, con reproductores multimedia, mapas y navegadores Web.

Según un artículo publicado en Technology Review, investigadores del Palo Alto Research Center (PARC) han desarrollado un software basado en inteligencia artificial que convierte el teléfono en un atento asistente personal que ayuda a los usuarios a encontrar cosas que hacer.

El software, llamado Magitti, utiliza una serie de datos, como la hora del día, el lugar donde se encuentra la persona, sus comportamientos anteriores e incluso sus mensajes de texto, para deducir sus intereses y ofrecer un listado de sugerencias, entre las que se incluyen conciertos, películas, librerías y restaurantes.

Cuando una persona abre un teléfono con Magitti, verá al instante una lista de recomendaciones: si es mediodía, el software sugerirá una serie de restaurantes locales; si es por la tarde, recomendará alguna tienda cercana para ir de compras; y si es de noche, un listado de pubs. Con el tiempo, a medida que Magitti vaya conociendo más acerca del comportamiento y las preferencias del usuario, sus sugerencias irán cambiando.

El software de PARC, desarrollado por la empresa japonesa Dai Nippon Printing, es otro ejemplo de la creciente tendencia a añadir inteligencia a los dispositivos de mano. Empresas como Microsoft, Intel o Nokia, y universidades como el MIT, tienen equipos que están investigando las aplicaciones de este tipo de software.
Según Kurt Partridge, investigador del PARC, Magitti obtiene información GPS del teléfono, así como de los mensajes de texto y de los eventos almacenados en el calendario, y los sube a un servidor, junto con los términos de las búsquedas del usuario.

La idea de almacenar información personal aviva el debate sobre la privacidad que últimamente rodea a todas las nuevas tecnologías basadas en la localización y el contexto, de ahí que el PARC haya decidido conservar los mensajes de texto tan solo durante un breve período de tiempo. No obstante, Victoria Bellotti, investigadora senior del PARC cree que la gente acabará aceptando estos modelos de localización si obtienen un gran beneficio a cambio. “Cuando se den cuenta de que no pasa nada malo, empezarán a sentirse más cómodos”, añade Bellotti.

Magitti se probará con jóvenes adultos en Tokio, en la próxima primavera y en función del éxito que obtenga se podría lanzar en otros países.