martes, 9 de junio de 2009

Apple presenta su nuevo iPhone, más rápido y con control vía voz En Argentina se conseguirá a partir del mes de agosto.


Apple presenta su nuevo iPhone, más rápido y con control vía voz
En Argentina se conseguirá a partir del mes de agosto.
Apple lanzó un nuevo modelo de iPhone, el iPhone 3GS, una nueva versión de su popular teléfono celular más rápido que su predecesor y con cámara de video.

En la conferencia mundial de desarrolladores de Apple que se inició en San Francisco, el grupo tecnológico aprovechó para presentar el nuevo modelo que se pondrá a la venta el próximo 19 de junio en varios países, aunque a la Argentina recién llegará en el mes de agosto.

Por 199 dólares en su versión de 16 GB y 299 en su versión de 32 GB, los propietarios del último modelo de la familia iPhone disfrutarán también del doble de rapidez en descargas, cámara de fotos de 3,2 megapíxeles y nuevas funciones como "voice control" que permite manejar el teléfono solo con la voz.

Para los que prefieran una opción más económica, Apple redujo el precio de su anterior modelo hasta los 99 dólares en EE.UU., un movimiento inusual en una compañía poco dada a las ofertas.

La nueva versión del iPhone llegará a los consumidores dos años después del lanzamiento del primer modelo en EE.UU. y coincidiendo con el fin del contrato de los primeros compradores del teléfono, que en casi todos los países se comercializa en exclusiva con una operadora.

La ampliación de la familia iPhone es también una reacción de Apple al aumento de competidores en el sector de los llamados "teléfonos calulares inteligentes".

Pese a su éxito mundial, Apple podría en breve notar la competencia de fabricantes como Research in Motion, firma detrás de BlackBerry, Palm con su nuevo modelo Pre, así como las compañías que producen celulares con el software Android de Google.

"El iPhone 3GS es el iPhone más rápido y potente hasta ahora y creemos que la gente estará encantada con sus nuevas e increíbles características", dijo Philip Schiller, vicepresidente senior de Marketing de Producto Mundial de Apple.

Schiller y otros altos ejecutivos de Apple fueron los maestros de ceremonias de un evento en el que el gran ausente fue Steve Jobs, consejero delegado y cofundador de la compañía de baja médica desde enero por un problema hormonal grave.

Aunque la empresa mantiene que Jobs no se reincorporará a su puesto hasta finales de junio, los asistentes a la conferencia esperaban que el ejecutivo fuera la gran sorpresa de la mañana e hiciera, al menos, una aparición vía videoconferencia.

Pero Jobs no se dejó ver ni en vivo ni virtualmente y su ausencia fue quizá el motivo de que las acciones de Apple bajaran en torno al 2 por ciento en el Nasdaq neoyorquino pese a todas las novedades presentadas.

Además del nuevo iPhone, Apple anunció una actualización de su línea de computadoras MacBook Pro que incluirá tres modelos con pantalla de 13, 15 y 17 pulgadas y precios a partir de los 1.099 dólares en Estados Unidos, unos 150 dólares por debajo de la generación anterior.

La principal característica de la nueva familia de MacBook Pro es su renovada batería con hasta siete horas de autonomía, un 40 por ciento más que en los actuales portátiles, pese a que el grosor de los aparatos se mantiene. Además, los nuevos ordenadores incorporan ranura para tarjetas de memoria SD.

El evento sirvió también de escaparate para Mac OS X Snow Leopard, la última versión del sistema operativo de Apple, con nuevas funciones y características y que estará disponible para los actuales usuarios de Leopard por solo 29 dólares.

El grupo tecnológico mostró también las principales novedades del sistema operativo para celulares iPhone OS 3.0, cuya versión beta ya se presentó hace algunos meses.

iPhone OS 3.0 incluye funciones demandadas desde hace tiempo por los usuarios como la posibilidad de cortar y pegar, teclado apaisado capacidad para mensajes MMS o búsqueda con Spotlight para rastrear contenidos entre todas las aplicaciones del teléfono.